10 pasos a seguir para crear contenidos de calidad

Tiempo de lectura: 5 mins

Publicar contenido de calidad en el blog es una forma de diferenciación y, de atraer a tu público objetivo.

¿Cuáles son las claves para compartir contenido interesante que deje huella en la audiencia? En primer lugar, es esencial dar valor a este canal de información por el potencial que pueden tener los artículos publicados en redes sociales. Además, también es importante cuidar el diseño de la página para que, desde el punto de vista visual, sea atractiva. Formato y contenido están unidos

Posicionamiento SEO

Cómo crear contenido de calidad

1. Definir la línea editorial. Cada medio de comunicación de prensa escrita tiene su propia línea de estilo. Es muy importante que cualquier blog también tenga estas directrices para compartir contenido interesante mostrando siempre una coherencia entre las distintas publicaciones. Sin duda, tener un estilo propio es la forma más básica de diferenciación frente a la competencia directa. 

2. Ser un buen lector. Cualquier escritor de novelas de éxito se define en primer lugar como un apasionado de la literatura. Este mensaje se puede aplicar de la misma forma al ámbito del marketing de contenidos. Puesto que, para tener buenas ideas, el autor también debe nutrir su creatividad con el estímulo de la lectura de otros blogs de calidad de los que puede aprender tanto cada día. 

3. Contar el mismo contenido desde otra perspectiva. A veces, una misma noticia aparece publicada en distintos blogs de una misma temática. ¿Cuál es la diferencia que puede potenciar un blog en este tipo de situación? Generar un nuevo punto de vista, una nueva mirada. Es decir, aportar otra perspectiva. Los artículos de opinión son especialmente valorados por el público porque generan un debate interesante de ideas. 

4. Desarrollar los artículos. Un artículo bien escrito implica un trabajo de atención al detalle en torno a las ideas principales y las secundarias. Antes de empezar a escribir el post, el autor debe tener clara cuál es su tesis principal y qué tres argumentos de refuerzo va a escribir para respaldar esa idea esencial. A su vez, es conveniente dedicar tiempo a textos largos y elaborados, dado que en un post no solo es importante aquello que se dice, sino también, cómo se presenta ante la audiencia. 

5. Imágenes que fortalecen el texto. En ese caso, la temática de la foto siempre debe estar en relación con el propio mensaje del artículo. Existen algunos bancos de imágenes gratuitos que contienen mucha calidad, por ejemplo, Pixabay. Además, un post también puede contener el complemento de una infografía, un vídeo o un podcast.

6. Lenguaje SEO. Internet tiene su propio lenguaje y conviene respetar las reglas básicas para mejorar el posicionamiento de un artículo. Por ejemplo, es positivo utilizar las palabras clave, pero no abusar de ellas hasta el punto de redactar un post de una forma artificial. El titular del post siempre debe de ser atractivo, pero nunca debe resultar un engaño.

Es decir, no debe generar unas expectativas falsas respecto de lo que el lector puede encontrar en el texto. Conviene no obsesionarse con el SEO para, a partir de la publicación de contenidos que tienen una calidad objetiva, ir posicionando el blog de un modo natural. Es decir, un post debe estar personalizado.

7.  Lluvia de ideas. La creatividad puede agotarse como muestra el síndrome del escritor quemado o, también, el hecho de que las mejores ideas llegan en el momento más inesperado. Para evitar esa fuga de ideas es recomendable que el autor del post lleve siempre consigo una libreta en la que hacer esas anotaciones de ideas interesantes que se pierden si no se escriben al momento.

En relación con estas ideas, es importante que el propio autor tenga su mente activa a través de la visita a eventos profesionales, lectura de libros, planes de ocio cultural e interacción a través de las redes sociales puesto que un blog también se nutre de la realidad del momento. Las propias fechas del calendario pueden dar pistas sobre contenidos que generan valor en ese momento en concreto. Por ejemplo, la Navidad, Carnaval o el Día de San Valentín son fechas que atraen muchas visitas a partir de temas relacionados. 

8. Publicar reportajes interesantes. Dentro de los distintos tipos de artículos que un blog puede publicar, el reportaje destaca por su valor informativo. Pero no es el único recurso interesante. Por ejemplo, publicar entrevistas. De este modo, es posible dar a conocer a otros expertos o profesionales en el sector. 

9. Enumeración de consejos. Uno de los formatos que mejor resultado ofrece en términos de interés para los lectores es el post que muestra una secuencia de tipo lista con consejos enumerados. ¿Por qué este tipo de artículo resulta atractivo para los lectores? Porque es claro, ordenado y conciso.  

10. Negritas en las partes importantes. Algunos lectores no leen todo el post por falta de tiempo o, sencillamente, porque aplican una lectura selectiva del contenido. En ese caso, al remarcar en negritas las partes más importantes del texto, el autor ayuda a que su público seleccione los mensajes más definitivos. 

El potencial viral de un post

Por tanto, el contenido de calidad en un blog es la mejor carta de presentación para un negocio con éxito. Por ello, lowpost ofrece todo el potencial de calidad que necesitas para optimizar tu plan de marketing de contenidos por medio de la elaboración de artículos desarrollados por expertos redactores. El marketing de contenidos marca la diferencia.

El contenido digital es más consultado actualmente que la prensa escrita. Por tanto, ofrece un potencial de expresión y consulta que conviene reforzar en beneficio del propio negocio por medio de un plan de acción que está integrado en el plan de marketing general de la empresa. El marketing de contenidos es el arte de la era digital.

Votar este post: 
Promedio: 4.7 (10 votos)
Votos Totales: 0