Tipos de blog para reforzar tu estrategia de marca

Tiempo de lectura: 5 mins

Todo negocio digital se pregunta en algún momento si debería crear un blog. Seguro que has escuchado decir a algunos profesionales que es casi obligatorio, pero en mi opinión no es algo sobre lo que lanzarse sin pensar.

Primero porque cuesta tiempo y trabajo de mantener. Y segundo porque sin una estrategia puede no servir de nada.

¿Qué aporta tener un blog corporativo?

Hay muchas formas diferentes de enfocar y sacar partido un blog de empresa. Al final dependerá directamente de lo queramos obtener con él. ¿Va a ser un canal informativo? ¿Vamos a comenzar una estrategia de Inbound Marketing? ¿Lo vamos a enfocar exclusivamente a SEO? ¿Queremos contar cosas del sector o de la empresa?

Aunque no queramos, comunicamos cosas con nuestra empresa. Pero solamente si somos conscientes de lo importante que es la comunicación para un negocio tomaremos el control de la misma para alcanzar nuestros objetivos.

Dependiendo de los objetivos que nos marquemos, ese blog corporativo podrá aportarnos unas cosas u otras. Para que te hagas una idea te pongo los siguientes ejemplos de blogs que pueden servir para impulsar un negocio, aunque no siempre sean corporativos:

Blog didáctico

Una de las opciones más utilizadas es tener un blog de empresa que se dedique a educar al usuario y potencial cliente. Un buen ejemplo puede ser en el sector del marketing el de Moz, que publica todos los días contenidos útiles sobre SEO, Content Marketing, etc.

 Tipos de blog de marca

Pero también es aplicable a prácticamente cualquier sector, como por ejemplo el de la electricidad como hace Lucera, una compañía eléctrica verde.

Tipos de blog de marca

En este caso conseguimos acceder a usuarios involucrados en el sector y con la empresa, que valoran nuestros contenidos. Aunque habrá que madurar mucho al usuario para convertirlo en cliente y prescriptor.

Blog corporativo puro

En este caso me refiero a los blogs corporativos que únicamente comparten información relativa a la empresa. Por ejemplo, si reciben algún precio, si alcanzan un acuerdo de colaboración importante, si lanzan un nuevo producto, etc.

Un buen ejemplo de este tipo de blog corporativo podría ser el Blog de Linkedin. Comparten todo tipo de contenidos relacionados con la empresa.

Conseguiremos abrir una ventana para que vengan a ‘visitarnos’ los usuarios. Nos permite crear una identidad de marca fuerte y consistente, ensalzando los hitos y logros de la empresa.

Blog de actualidad sectorial

Hay empresas que apuestan por mantener al día de su sector, analizar noticias o normativas que afectan directamente a sus clientes. Este tipo de contenido puede tener mucho jugo para negocios de abogacía o que trabajen en sectores muy regulados o bien que sean muy complejos.

Sobretodo ser actuales, estar a la última, demostrar una alta capacidad de respuesta. Pero ser punto de referencia del sector.

Blog de casos prácticos

Es difícil encontrar un artículo que solamente comparta ejemplos prácticos de cómo utilizar sus herramientas, plataforma, o ejemplos de éxito de clientes.

Un ejemplo que me viene rápidamente a la mente es el de la herramienta para SEO AHREFS. Ellos siempre publican como hacer cosas con su herramienta en la categoría Product Blog, cómo sacarle partido o arrancar estrategias y acciones con su plataforma. Aunque además generan contenidos de tipo didáctico, guías, herramientas, etc.

Tipos de blog de marca

Personalmente este tipo de Blogs los veo un poco de autobombo. Pero si ejemplificamos casos de clientes (por ejemplo, explicar como hicimos una campaña de mailing para Iberia y vender un millón de vuelos en un día) puede ser un ejercicio de transparencia y honestidad, además de mostrar cómo trabajamos.

Blog desligado de la empresa

Este en realidad sería no corporativo, pero muchas empresas lo utilizan como estrategia de la empresa. Es decir, aunque no esté completamente desligado sí que muestra contenidos relacionados con el sector, en clave ‘informativo’.

Un ejemplo es el blog ‘Plantastic’ de Ticketea. En él, puedes encontrar planes e ideas para pasar un buen fin de semana, ideas para hacer regalos, lugares a los que viajar, etc. Aunque bajo una denominación que parece alejarlo del blog corporativo. Ergo, parece menos ‘de venta’. Una opción para atraer y fidelizar usuarios de forma más sencilla.

O todavía más evidente el Blog de Marketing 40 de fiebre, que es una creación de la agencia de marketing SocialMood.

Sin duda es una forma muy inteligente de conseguir tráfico SEO y de calidad, y más fácil acceder a los usuarios que puede que no conozcan nuestra relación como empresa.

Blog de marca

Este caso es completamente opuesto al que comentaba anteriormente. En este caso el blog se centra en generar una marca consistente para la empresa. Puede reunir tácticas de los tipos que hemos visto anteriormente.

Pero lo más llamativo siempre es la personalidad muy marcada de los contenidos y del diseño. Quizás encajaría en esta línea cualquier blog de Coca Cola (que tienen muchos).

Este es quizás el más complicado de conseguir que tenga éxito. Pero es una excelente oportunidad de diferenciación del resto de marcas de tu sector.

¿Cuándo es el momento de empezar el Blog Corporativo?

En realidad, cuando quieras y puedas. Nunca es demasiado pronto o tarde para empezar. Pero más esencial es que tengas definido bien tu sector, tus valores y saber la línea de contenidos que quieres seguir.

Márcate unos objetivos antes de comenzar:

  • ¿Qué quieres conseguir con el blog corporativo? Fíjate en los tipos expuestos anteriormente y decide cual te encaja mejor.
  • ¿Qué periodicidad va a tener? Sobre todo, no publiques 5 artículos hoy y ninguno más le resto del mes. Piensa que debe haber una constancia. Puedes escribirlos y programarlos para más adelante.
  • ¿Cuál es tu línea ‘editorial’? Que vaya ‘a juego’ con la marca de la empresa y con sus valores. Si no, no será corporativo para nada.
  • Define un plan y calendario a medio plazo para que no te pille el toro.

Y sobre todo recuerda que es un blog de marca, aunque hay sitio para las personalidades de cada autor, debe primar la marca. En caso de que quieras darle visibilidad a un personaje como el CEO, es más recomendable crear una sección (puedes tomar como referencia el ‘Whiteboard Friday’ de Rand Fishkin en Moz) con contenidos creados por él o ella, pero no mezclarlos de forma no diferenciable con el resto. Tu empresa y tu producto son los protagonistas.

Votar este post: 
Promedio: 4.9 (8 votos)
Votos Totales: 0